Aproximación a la historia de una paleontología doméstica.

La Ciencia necesita un ambiente idóneo para desarrollarse, inestabilidad económica, espacio doméstico miserable y aislamiento. Cuando estas condiciones se dan en el curso de la historia doméstica, la mente preparada y en progresiva decadencia brilla. Después de una meticulosa recogida de fósiles (del que si alguna vez se conoció su uso ya no se reconoce), la paleontóloga doméstica selecciona, describe y ordena estos objetos que atrajeron su atención. La curiosidad, la extrañeza y así como otros criterios formales, forman parte de esta muestra.